5 noviembre 2021 Ecosistema Online Sessions Programa Actividades Tech Barcelona

Noticias

SESIÓN ONLINE 43: El futuro del ecommerce y las redes sociales: “Comprar es ocio. Y hay que estar donde está el cliente”

5 noviembre 2021 Ecosistema Online Sessions Programa Actividades Tech Barcelona

Durante el mes de octubre las redes sociales han centrado gran parte del debate público. Después de la caída de Facebook, Instagram y Whatsapp a mitad de año, la más importante de la historia, Mark Zuckerberg anunció el cambio de nombre de su compañía: a partir de ahora Facebook se llama META. Esta evolución no pasa desapercibida por los negocios nativos digitales, cada vez más comunes pero más sujetos al devenir de las plataformas.

Reflexionamos con Multiplica, Cocunat y Laagam sobre dependencia, datos y comercio digital en esta nueva sesión online moderada por ESADE.

 

Ponentes:

Modera:

Presenta:

 

 

Take Aways

 

Estar donde está el cliente

“Somos nativos digitales, cualquier vía de comunicación que tenemos con el consumidor es tratado como un canal”, afirma Sara Werner. La necesidad no es con las redes sociales, es con estar cerca del cliente, que casualmente pasa la mayor parte del tiempo en las redes. No obstante, el crecimiento de las nuevas redes -TikTok o Twitch, por ejemplo- es muy exponencial y ofrecen nuevas formas de conectar con el usuario. “El papel de las redes es conectar y aquí entra el punto en el que se encuentra el ecommerce; primero está la etapa de awareness, luego se intenta vender”, explica Daniela Peinado

La guerra de los datos

Aunque la caída de las redes fue la gran noticia, los ponentes coinciden en que es sólo la punta del iceberg. En palabras de Sara Werner, “la caída de Facebook e Instagram no es el problema, el problema es la capada de datos de Apple. Teníamos algoritmos espectaculares, podías targetizar sabiendo perfectamente el cliente que quieres. De golpe no vemos nada. Los datos son una guerra y en Apple vamos a ver una evolución. No va a ser donde compramos datos, puede ser una red social más”. Estos cambios en la política de datos son los que verdaderamente condenan a las empresas emergentes que desarrollan su negocio en internet, y por contrapartida, benefician a las grandes compañías, que apuntan más al gran público que a targets concretos. Daniela Peinado, pese a todo, cree que siguen habiendo oportunidades, “otras estrategias cobran valor con la caída de Facebook, por ejemplo el SEO. Esto nos invita a buscar nuevos canales”.

Comprar es ocio

“La palabra clave es entretener”, dice Diego Arroyo. La relación con el consumidor ha cambiado desde el inicio de la pandemia, cuando vender quedó a un lado y todas las marcas se lanzaron a crear contenido para su audiencia. La mayoría han seguido con esta estrategia, “nosotros hemos dado el paso a Twitch haciendo una suerte de teletienda. También tenemos un podcast que no tiene un impacto al momento en ventas pero se ha convertido en una gran herramienta de adquisición. La clave es transformar el retail en algo entretenido”, añade Diego Arroyo. Hace tiempo que las marcas no venden producto sino experiencias. Las redes son instrumentos que, afinadas y al compás, deben transmitir la filosofía de marca y con suerte convencer.

Escenarios (digitales) de futuro

En esencia las redes son un espacio (digital) donde pasamos mucho tiempo, cada vez más. El siguiente nivel es convertir ese espacio en una experiencia inmersiva, más real. Hacia ahí va Meta, la evolución de Facebook. En palabras de Diego Arroyo, “volvemos al punto de dónde pasa el tiempo la gente. Cada vez pasamos más tiempo en el escenario digital. Quizá lleguemos al punto donde nuestra vida digital sea más importante que la física, aunque seguramente viviremos en un mundo de grises”. La película Ready Payer One o el videojuego Fornite ya dan pistas sobre cómo puede ser este nuevo universo. Un espacio virtual donde poder hacerlo todo: entretenimiento, trabajo, compras…